Platicando con una salvadoreña que se quedó a trabajar por su país

Enviado por Dra. Xiomara Emely Juárez Membreño, Endocrinología, Diabetes , Nutrición , Medicina Interna, Tiroides el 2012-06-07.

A pesar de haber tenido oportunidades de emigrar, Emely decidió trabajar por su gente. Quedarse a ejercer la medicina en el lugar donde nació. Es lógico que a todos les gustaría hacer eso, pero en realidad no todos tienen el valor de hacerlo, a veces simplemente gana la ambición por otra realidad y terminan marchándose lejos.
Equipo Editorial mmHg. (2012-03-17)

A Emely la contactamos a través de las redes sociales. Un par de líneas bastaron para darse cuenta que es una mujer que tiene algo que decir, bajo la premisa que le da una sola cosa: el trabajo, el trabajo y el trabajo.

Al buscarla intuimos que podía tener algo en común con nuestro equipo, la chispa que inspira a dar algo más. No solo vivir para nosotros mismos, sino para los demás. Emely se ha quedado en su tierra para trabajar por esos que llamamos “los demás”.

A pesar de que puede decir muchas cosas, es una mujer de pocas palabras. En varios puntos nos quedamos con ganas de escuchar más. A continuación, las respuestas a preguntas que quizás varios pueden hacerse a sí mismos.

mmHg: En la web se puede encontrar tu nombre en publicaciones internacionales. Aparte del trabajo y dedicación ¿a qué se debe esto, destino, contactos, suerte?

Emely: Creo que todo se junta para confabular: son primordiales el trabajo y dedicación, ello te trae contactos, que te incluyen en investigaciones internacionales, con un poco de suerte. El destino nos lo forjamos.

Hay un sector del gremio médico en Centroamérica con ideas derrotistas acerca de las oportunidades en la vida. Que sólo le llegan a quienes tienen dinero, padrinos o “conectes”. ¿Qué piensas tú de esto?

No lo creo, es lo que hacen creer en la mayoría de casos. A veces este tipo de factores pueden facilitar el acceso a oportunidades a algunos, pero como dice el dicho “lo importante no es llegar, sino mantenerse”, muchas veces resultan incapaces de sobrellevar lo que tan fácilmente han conseguido.

Pero hay otros que piensan que lo difícil es entrar, y ya adentro no importa. De una u otra forma logras permanecer ya sea por méritos honorables o no.

Pues esto es discutible, depende del caso, de la situación. Siempre he pensado que al final todo cae por su peso.

¿Cómo ves las oportunidades de los médicos que hoy van saliendo de las universidades respecto a los años en que te estabas graduando?

Siendo realistas, existen varias universidades que gradúan a una gran cantidad de médicos cada año. Cuando me gradué en el año 2000 éramos casi 200 aspirantes a ingresar a una especialidad para 24 plazas que ofrecía el Hospital Rosales (medicina interna o cirugía) de estos solo nos graduaríamos 8 por área, solo uno era admitido en la subespecialidad de endocrinología, que es la mía. Si para esos años era difícil, ¡imaginate ahora! Las oportunidades se reducen sustancialmente.

¿Hay alguna diferencia entre los médicos de hoy y los de antes? En términos de cualidades y defectos, así como retos y oportunidades.

En definitiva, las diferencias llegan a ser abismales. Siempre ha existido el mito que el que estudia medicina lo hace porque los médicos tienen “dinero” y, en realidad ese es el más grande defecto, creer que la medicina es para hacer dinero. Por desgracia muchos colegas lo hacen por ello. Debes de cobrar tu consulta, es un trabajo y hacerlo con honradez lo dignifica mas… pero no robar. Respecto a la práctica médica creo que se ha perdido mucho la semiología, el examinar con minuciosidad al paciente, crear empatía. Karl Jung decía: “las enfermedades no solamente son físicas, son mentales y del alma”. Esto lo han olvidado. Sin embargo, algo que tienen a su favor las nuevas generaciones es la tecnología, que sabiéndola aplicar adecuadamente es una gran herramienta.

¿Cuál debe ser la labor del médico en la actualidad? ¿Las condiciones actuales permiten ejercer bien la profesión en El Salvador?

Jamás han habido las condiciones para ejercer “adecuadamente” la medicina en El Salvador, siempre faltan medicinas, recursos humanos y de diagnóstico. Como médico e investigadora creo que hay menos recursos para investigar. Las excusas podrían ser muchas, pero querer es poder.

¿Para qué investigar en Centroamérica, en el tercer mundo? ¿Qué logras?

Siempre me lo he preguntado y me lo han preguntado. Si nadie hace nada en este punto, jamás habrá nada reportado desde Centroamérica, desde El Salvador. Por algo debemos empezar, alguien debe empezar, por describir lo que pasa, aunque sea solamente eso, ya es algo.

¿Qué piensas de la reciente Ley de Medicamentos aprobada en El Salvador?

Depende el punto de vista desde donde lo analices. A mí me da lo mismo. Ya estuvo. “Hecha la ley, hecha la trampa”.

Puntos concretos, ¿crees que habrá más acceso de medicamentos para los pacientes a bajo costos? ¿afecta la ley a los colegas médicos directamente? ¿qué piensas de las consultas médicas en las farmacias?

Tal vez habrá más acceso a medicamentos baratos pero de calidad “discutible”. No creo que la ley nos afecte a los médicos directamente. Las consultas médicas en las farmacias no son correctas, siempre el médico que se presta a esta situación debe de prescribirle a la farmacia. Si lo vemos desde el punto de vista en el cual se dejan sin trabajo a muchos colegas, no tengo que opinar en este punto.

¿Qué piensas cuando escuchas “privatizar la salud”?

En que la salud como se le define solo estará al alcance de pocos, no de la mayoría.

¿Cómo crees que debería ser el sistema de salud? ¿Privado, público o mixto?

Mixto, pero sobretodo ecuánime, accesible. Con personal capaz y honrado.

En el área de tu especialidad, ¿qué hace falta para tener un mínimo de decencia en atención de salud pública?

Honradez y respeto a la dignidad de la persona.

En la medicina pública ¿hay recursos, medicamentos, insumos de laboratorio suficientes? Por ejemplo, ¿crees que es importante que los internistas en los ECOSF Especializados puedan enviar una prueba de medición de TSH sin necesidad de referir al tercer nivel?

Es una realidad que no hay recursos suficientes. Pero claro que los internistas deberían tener acceso, ¿están preparados para eso no? Están capacitados para hacer detección de este tipo de patologías.

Pero la realidad es que no tienen acceso a este simple examen de sangre...

Sin palabras.

¿Hay algo que quieres cumplir en medicina y no has logrado todavía?

Muchas cosas. Si te las enumero no acabaría.

¿Se necesitan más endocrinólogos en El Salvador o en este momento ya son suficientes?

Respecto a la cantidad de endocrinólogos fuése fantástico que el oriente del país contase con más endocrinólogos que los cinco que existimos actualmente. Es decir que de los 35 concentrados en la capital necesitamos a 10 en el oriente.

Publicado originalmente en: mmHg.
Republicado con autorización de la Dra. Juárez.

Dra. Xiomara Emely Juárez Membreño

Dra. Xiomara Emely Juárez Membreño
Hospital San Francisco
Clínica de Diabetologia y Enfermedades Endocrinas
4° nivel, Local 43
San Miguel
Tel.: (503) 2665-7906
Ver Mapa
Más multimedia de Dra. Xiomara Emely Juárez Membreño.